Saltear al contenido principal
base reguladora de un autónomo

Cuál es la base reguladora de un autónomo

La base reguladora de un autónomo es el índice empleado por la Seguridad Social para realizar el cálculo de las prestaciones. En la actualidad existen bases diferentes que son las que determinan las prestaciones finales ante las diferentes contingencias.

La base reguladora de un autónomo

Lo primero que tiene que quedarnos claro es que la base reguladora no es lo mismo que la base de cotización. Esta última ha cambiado en el año 2023 al adecuarse al nivel de ingresos, por lo que, a lo largo del año, podemos tener varias diferentes y su media es la que fija la base reguladora.

En función de la prestación que se va a recibir se selecciona un tramo temporal diferente para conocer esta cantidad.

Por incapacidad temporal

Se parte de la base de cotización del mes anterior, dividiéndola entre 30 días para conocer su valor diario. La prestación final es un porcentaje de ella, basado en el tipo de incapacidad.

Por incapacidad permanente

Depende de si es parcial o total.

  • En el primer caso (incapacidad permanente parcial), la base reguladora corresponde a la de cotización del mes anterior a la incapacidad.
  • En el segundo (incapacidad permanente total), varía en función de la causa:
    • Enfermedad común: es la media de los últimos 96 meses.
    • Accidente no laboral: se obtiene de los últimos 24 meses.
    • Accidente o enfermedad laboral: es la del mes anterior.

Por enfermedad común o accidente no laboral

Vuelve a coincidir la base reguladora con la base de cotización al tener en cuenta únicamente el último mes. La prestación será de un 60 % desde el día 4 al 20 y, a partir de ahí, del 75 %.

Por accidente laboral

Se obtiene de la misma manera que la anterior, pero en este caso varía la prestación. Será del 75 % de la base desde el día siguiente a la fecha de la baja laboral.

Por maternidad o paternidad

Para obtener la base reguladora en una baja por maternidad o paternidad se realiza la media de las cotizaciones de los últimos seis meses. Será de un máximo de 16 semanas y se recibe el 100 % de la base.

Por cese de actividad

Para obtenerla se tienen en cuenta las cotizaciones del último año, no puede haber ninguna de cero. Por norma general, se recibe una prestación del 70 % sobre la base durante al menos cuatro meses, y un máximo de dos años si se ha cotizado durante 48 meses ininterrumpidos.

Por jubilación

Se suman las bases de cotización de los últimos 25 años, es decir, 300 meses. Después hay que dividir el resultado entre 300 y se obtiene la base reguladora mensual correspondiente.

La base reguladora de un autónomo es el importe empleado para calcular la prestación ante diferentes escenarios. Tenemos que conocerla para saber qué nos corresponde.

En Disyem, como asesoría especializada en autónomos y pymes que somos, te asesoraremos en aquello que necesites, no dudes en contactar con nosotros.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba